Presentación

Desde el estudio espacial de la geografía no se conceptualiza a la naturaleza como independiente de la sociedad, considerándola como la condición de existencia de la sociedad, como el soporte básico y esencial del proceso social que se incorpora a las relaciones de producción por medio del trabajo.

Por lo tanto, hay necesariamente una relación entre la forma de apropiación de la naturaleza y las relaciones de producción, las cuales cambian históricamente. Estas distintas formas de apropiación producen también diferentes espacialidades. Ya que, de acuerdo a los distintos agentes sociales que participen en la producción de un espacio determinado es el resultado del mismo. Mientras más vulnerable es la población, el resultado tanto en su materialidad, como en su representación, se volverá más riesgoso.

Lo que se busca analizar en esta línea de investigación es cómo las sociedades comprenden sus realizaciones históricas, definidas espacialmente. La propuesta significa que el riesgo es una construcción social, lo cual significa que las poblaciones se encuentran en riesgo porque ha existido una producción de espacios, los cuales, de acuerdo a las características socioeconómicas de la población que los crea, se convierten en riesgosos.

Son las relaciones sociales de producción las que van definiendo los espacios producidos y es a partir de estas relaciones sociales de producción que se definen los dos componentes principales para que se defina una situación de desastre, la vulnerabilidad y el riesgo.